Tal como lo mandató Francisco en Laudato si’, la parroquia Nuestra Señora de Las Rosas de Madrid se comprometió con el cambio de conciencia para el cuidado del medio ambiente y motiva a otras comunidades a sumar nuevas iniciativas.

Desde el comercio justo hasta el huerto solidario, todas buenas ideas para avanzar hacia una ecología integral. Un camino que todavía dicen estar descubriendo, gracias al diálogo entre los miembros de la comunidad eclesiástica, tanto dentro como fuera de la Iglesia. Esto, porque la conciencia ecológica les parecía un puente de encuentro entre los laicos y la ciudadanía.

Como lo publica el suplemento Somos Confer, la publicación de ‘Laudato si’’ en 2015 constituyó un acontecimiento eclesial y vital que reforzó la intuición de laicas y laicos de parroquia de Nuestra Señora de Las Rosas. Ellos estimaron que la conciencia del cuidado del medio ambiente tenía una profunda conexión con el mensaje cristiano, por lo que se animaron a considerarla en perspectiva de una nueva evangelización, trabajando para su difusión.

Entre las actividades que organizaron surgió el diseño de un taller de conversión ecológica que trataba de acercar a los diferentes grupos y entidades cristianas la ecología integral de Laudato si’ en aspectos concretos de la vida. El propio sacerdote de esa parroquia propuso difundir a toda la comunidad una conciencia ecológica, y así surgió el itinerario de conversión ecológica de la parroquia de Las Rosas.

De esa manera se puso en marcha un proceso práctico de cambio y conversión de esa comunidad de fe. Proceso en que la ecología pasaba a ser una dimensión más a tratar en los diversos procesos pastorales, y en el que se comenzaban a tomar medidas concretas de sostenibilidad tales como el cambio de suministro de energía eléctrica renovable, la reducción en el uso de plásticos y el apoyo a un proyecto de huerto urbano en el barrio.

Además, se suscitó el apoyo de la Comisión Diocesana de Ecología Integral del Arzobispado de Madrid, una oportunidad que les significó extender esta experiencia de conversión ecológica de creyentes a otros ámbitos e instituciones católicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *